La vagancia beneficia a los VARs

Hace unos días apareció en un blog que nuclea a empresas del medio, el siguiente artículo, es una temática interesante por lo tanto lo compartimos con Uds. (dado que da lugar a pensar un poco más allá de la tecnología).
Publicado por Gustavo Aldegani , para Itsitio.
02-08-2010

Otra vez me ocupo (y preocupo) de la escasez de recursos humanos calificados en seguridad. Pasé semanas tratando de contratar a un par de profesionales para que se encargaran de algunos aspectos básicos de la seguridad de una empresa y terminé comprando una solución a un VAR que además me proveyó de un servicio tercerizado que solucionó el problema, al menos por ahora.

Les aseguro que hicimos todo los posible, publicamos las solicitudes en la mayoría de las universidades con carreras en informática, contratamos avisos destacados en los principales diarios, apelamos a todos los recursos que proveen los sitios de Internet de búsqueda de empleos y perdimos horas entrevistando gente que en su mayoría parecía que no había entendido que era necesario tener conocimientos de seguridad informática.

Dejando las ironías de lado, ofrecíamos relación de dependencia, un buen sueldo y una excelente cobertura médica; en síntesis un trabajo por el cual hubiera estado dispuesto a matar para obtenerlo cuando empecé en la profesión.

Como decía en la presentación de este post, terminé contratando los servicios de un VAR, y hasta pude darme el lujo de elegir entre tres ofertas, una mejor que la otra. Además, la ecuación económica final cerró razonablemente bien.

Pero, ¿cuál es la causa de todo esto? Como lo hice otras veces y también comenté en este blog, le pregunté a mis alumnos de la universidad. Tengo la suerte de dictar la materia Seguridad Informática en los últimos años de las carreras de Ingeniería y Licenciatura de una importante universidad privada.

La respuesta volvió a ser la misma que la del año pasado: “por ganar un 20 o un 30% más de sueldo no se justifica embarcarse en una especialidad con grandes responsabilidades en la que hay que estudiar todos los días, si dedicándose a la programación y haciendo un par de cursos por año se puede vivir mucho más tranquilo”. El argumento es real, pero me resulta decepcionante.

Sea como fuere, creo que es un buen momento para que los VARs comiencen a explotar más, justamente, su disponibilidad de recurso humano capacitado. Uno de los que vio claramente esta oportunidad de negocio fue Symantec, que está potenciando la capacidad de consultoría de su Canal.