Nube de Conceptos

Hace tiempo que venimos advirtiendo y dando nuestro punto de vista a nuestros clientes, sobre la tan mentada “nube” o “Cloud Computing”; este nuevo (o no tan nuevo) paradigma que permite ofrecer servicios de informática a través de Internet.

En el mundo de la tecnología se ha desatado una gran guerra. Dos gigantes se pelean por el control. Son antagónicos, uno más apoyado en el uso del software libre otro… factura su software propietario.

El que hoy “factura”, allá lejos y hace tiempo, dejaba que la gente copiara libremente el software como estrategia para que se acostumbrara y lo llevara a la empresa (hoy persigue y castiga con el apoyo de normas legales, al que sigue haciendo aquello que una vez incentivó…), el otro siempre nos ofreció sus emails y diversos aplicativos “gratis” para que nos acostumbráramos, para luego introducir sus opciones empresarias.

Muchos tecnólogos (fabricantes, prestadores, revendedores, consultores etc.) comenzaron a hablar de “la nube” adoptando el discurso como propio. Concepto amplio y ubicuo, que tiene además la virtud de poder adecuarse y adaptarse según la conveniencia de quien lo “venda”.

En definitiva es un montón de ferretería con software medianamente inteligente brindando más o menos prestaciones, accesible desde cualquier parte y controlado por algún gigante informático, donde los usuarios voluntariamente… dejamos nuestra información.

Desde hace tiempo, los grandes prestadores trataron de tenernos rehenes de sus servicios. Había estrategias básicas y otras más sofisticadas.

Las básicas, venían de la mano de contratos leoninos, las sofisticadas eran introducidas sin que el usuario se diera cuenta de lo que hacía. Por ejemplo, el “router” suele venir de la mano del servicio de datos. En una empresa esto es un punto clave; si la empresa, administra el router es sencillo cambiar de prestador de servicio (se mantienen las configuraciones y esquema de direccionamiento), distinto es el panorama si ese router pertenece al prestador. Ahora, si ese prestador lograba además ampliar su contrato de servicio convenciéndonos que incluyéramos la central telefónica, cámaras u otros artilugios… es la misma estrategia del banco que nos “da”… la caja de ahorro, la cuenta corriente, tarjetas y nos encamina al débito automático… salirse no es fácil, somos rehenes.

Pero la nube trae subyacente un tema más crítico. No sólo nos genera una dependencia altísima y nos ata desde lo tecnológico, sino que además el activo más valioso de una empresa, la INFORMACIÓN, está en la “nube”. Accedemos, usamos esos datos… pero el control real, lo tiene otro.

Hasta hace un tiempo éramos pocos los que advertíamos sobre este tema a los usuarios. Hoy por la mañana, descubrimos gratamente un artículo en Infotechnology, donde hay una opinión más calificada que la nuestra (sigue copia del artículo):

…“Me preocupa mucho que todo vaya a la nube”, sostuvo Stephan Gary Wozniak, cofundador de Apple, durante una visita al show del monologuista Mike Daisey, The Agony and Ecstasy of Steve Jobs. “Creo que va a ser horrendo, creo que van a haber muchos problemas horribles en los próximos cinco años”, añadió según consigna AFP.

Pese a que las soluciones en la nube permiten a cualquier usuario acceder a sus archivos de forma remota desde cualquier lugar, para Wozniak es más preocupante el hecho de “no ser dueño” de nuestra información; más: “Con la nube uno no es dueño de nada. Quiero sentir que soy dueño de mis cosas. Mientras más archivos se transfieran a la nube, menos control sobre ellos vamos a tener”, opinó…

Vivimos de los servicios, creemos en ellos y nuestro deber velar por los intereses de quienes nos contratan. Los bits parecen intangibles… solo parecen. Es información y quien la posee, posee el elemento clave en la era del conocimiento.

Una cosa es un server propio en un Datacenter administrado adecuadamente, otra, es que nuestra información se encuentre esparcida en miles de servidores, que nunca sabremos donde están ubicados físicamente, ni quien accede, ni donde se copia… y si alguna vez decidimos eliminar ciertos datos… ¿en realidad se eliminan?

Controlar la información, es clave. Vemos lo que hacen día a día grandes empresas y vemos a los gobiernos establecer estrategias de control y cruzamiento de la información. La vieja frase que nos hacía reír:

¿Qué vamos a hacer hoy Cerebro?.. Lo mismo de todos los días Pinky: ¡Tratar de conquistar el mundo!… cobra vigencia y debería hacernos pensar al respecto.