¿Readaptó el sitio de su Empresa, para el nuevo algoritmo de búsqueda de Google?

No es posible frenar los cambios, aunque tratemos de no pensar en ellos.

Tal como venimos comentando, nuevas formas, nuevos estilos se imponen. Traiga su propio equipo, obsolescencia del email, nuevas formas de comunicación, poco a poco los cambios se consolidan… y Google a fines de abril de 2015, cumplió con lo que venía anunciando.

Hoy está corriendo un nuevo algoritmo de búsqueda cuyo objetivo es premiar a los sitios que han adaptado su web a los dispositivos móviles (el 50% de las búsquedas ya se realizan desde esos terminales, así que el móvil es cada vez más importante) y en castigar, haciendo que se caigan en los resultados de búsqueda, a aquellos que aún no se han ajustado a esta nueva realidad.

Significa que, definitivamente, cambiaron nuestros usos y costumbres. Se va a acceder a un sitio web, con el dispositivo que se tenga a mano y en la mayoría de los casos va a ser un dispositivo móvil. Un estudio hecho por el mismo Google, antes de lanzar este algoritmo, indica que el 74% de los internautas volvería a entrar en un site que es mobile-friendly.

Los datos en medios de comunicación o en webs de grandes empresas muestran realidades divergentes.

Según los datos del buscador, en los dos meses previos que transcurrieron desde que hicieron el anuncio de su inminente cambio, hasta que se produjo, han visto como el número de sitios que se adaptaron a los dispositivos móviles crecían en un 4,7%. Las previsiones indican que la cifra crecerá aún más en los meses siguientes. Dicho de otra forma, muchas empresas tienen que cambiar y seguramente, lo van a hacer.

La actualización no tendrá un efecto de baneado. Es decir, Google no eliminará de los resultados de búsqueda a quienes no se ajustan a los nuevos criterios. Simplemente el buscador los situará en las últimas posiciones frente a otros sitios que sí cumplan, lo que es en definitiva, una especie de condena: los consumidores sólo se centran en los primeros resultados. Igualmente, los cambios, como explican en un post en su blog para webmasters, solo afectarán a los resultados en búsqueda móvil y no afectarán a sitios completos sino que será un análisis hecho página a página. Aunque es bueno recordar que según el mismo Google, un 50% de las búsquedas en la actualidad, se producen desde un móvil y el número se va a incrementar en el futuro inmediato.

Por otro lado, en esta ocasión no sirve pensar, que el cambio de algoritmo afectará primero a los sitios en inglés y luego al resto. Google ya ha dejado claro, que esta actualización afecta a los sitios en todos los idiomas.

Es hora de readaptarse: puede ser tan sencillo como ajustar las características del sito o algo más complejo, como escoger un nuevo diseño.

Si bien no se puede alegar que Google no haya advertido sobre el cambio que se venía, siguen existiendo ciertos trucos para poder mejorar rápidamente la situación y conseguir que los resultados no sean tan nefastos como podrían ser.

Las compañías pueden adaptar sus webs de forma rápida, mejorando la lectura y eliminando la necesidad de hacer zoom para poder leer, optimizando la adecuación del sitio a diferentes pantallas y colocando botones más grandes, dado que uno de los aspectos que penalizan, es que los elementos estén demasiado juntos y se dificulte su selección, desde la pequeña pantalla de un dispositivo móvil.