Soporte de Tecnología en “La Nube”

Este artículo está basado en una apreciación de David S. Linthicum (info world), un reconocido consultor en temas de “Cloud” que vale la pena ser considerado.

Comienza con una pregunta…

Si su “Storage as a Service” se cae una tarde cualquiera ¿A quien llaman?… ¿al soporte interno? ¿al prestador de servicios de nube? ¿al servicio técnico de mantenimiento? ó ¿al primo nerd que sabe de “Computación”?

Esto es algo que ya están viviendo muchas empresas. Cuando llega el momento de una situación crítica que requiere de un alto nivel de conocimiento, el problema en la nube se transforma en una “papa caliente”.

Muchas empresas se están moviendo a la nube, básicamente, pensando en transferir sus costos de CAPEX y parte de sus costos de Servicios IT, a esa entidad llamada “servicios en la nube”.

El gran problema subyacente, es que no se suele hacer un análisis de objetivos, ni se suelen entender los profundos cambios en la concepción de “sistemas” y “soporte técnico” que deben acompañar el esfuerzo.

Puntualicemos los hechos más comunes:

  • Se contratan servicios en la nube pero aún no conocen los detalles técnicos y operativos. No se posee el expertise adecuado.
  • El uso de nubes públicas y privadas significa además, seguir contando con redes internas y demás infraestructura distribuida. Los proveedores de Cloud no pueden proveer un servicio integral significativo sobre este universo, que se escapa a su servicio/negocio.
  • El servicio tercerizado clásico (matenimiento informático), no está preparado para toda la complejidad de arquitecturas típicas de nube: redundancias, réplica de bases de datos, información distribuida, redes virtuales, servers virtuales, seguridad, variedad de sistemas operativos, políticas de respaldo y miles de etc. etc. etc. El servicio clásico entiende de terminales, Mac´s, PCs, algo de servidores, poco de comunicaciones y paremos de contar.
  • Quienes cambian a la nube, lo definieron pensando en costos. Si los costos no evaluados comienzan a ser un problema ¿quién se hace cargo? La marcha atrás una vez iniciado el proceso es altamente complicado y costoso.

El mayor inconveniente, viene de la mano de quien asocia el servicio “en la nube” como algo “barato y simple”. Se suelen confundir los servicios masivos destinados a personas, con la complejidad que requieren los sistemas empresarios para mantener su confiabilidad operativa.

Quien quiera tomar provecho de las ventajas que ofrece la nube, deberá ir acompañado por alguien que sea capaz de entender y trabajar sobre el “todo” del universo tecnológico de la empresa.

De otra forma, la situación puede volverse complicada…